Parashat Vaishlaj
El fin no justifica los medios
La lucha de Yaacov con la persona/ángel, es uno de los relatos más enigmáticos de la Torá. Un hombre atormentado por su pasado, luego de traspasar el “Maavar Yavok” (afluente del Jordán cuyo nombre contiene las letras del nombre Yaakov), queda en soledad y experimenta un evento de transición, clave para su vida.

¿Qué motivo tiene la lucha? ¿Por qué la duración hasta el amanecer? Al terminar. Yaakov le pide a esta persona/ángel una bendición?, ¿Para que?, ¿Qué significa?.

Lo único que sabemos fehacientemente es que este episodio tiene dos consecuencias inmediatas: el cambio de nombre de Yaacov a Israel y la renguera de Yaakov en su muslo por lo cual la Torá prohíbe comer el nervio ciática de cualquier animal.

Una de las interpretaciones mas significativas del evento dice que estas dos consecuencias son una misma. Yaakov había sido marcado desde su nacimiento, por su nombre (avek-talón o torcido), consiguiendo la mayor parte de los logros en su vida a través de dudosas vías. Los medios justificaban siempre los fines. La lucha contra esta persona/ángel seria una lucha contra este defecto propio, inaceptable para un postulante a patriarca de los hebreos. El nombre Israel (Yashar El- D’ s es derecho) es la resolución de Yaakov de no seguir más por ese camino. La lesión que se produce por la lucha, le imposibilita pisar normalmente. Cuando pisoteamos las reglas y justificamos los medios a través de los fines, la Torá nos está diciendo que se así pisoteamos inevitablemente también al prójimo. Esta marca de Yaakov quedará por siempre como señal para el que quiera llevar como estandarte el nombre de Israel.        

Rab. Dr. Ari Bursztein 
Decano de Asuntos Académicos
Seminario Rabínico Latinoamericano

 

LA PARASHÁ EN VIDEO:
Un proyecto conjunto entre el Seminario, Masorti Olami y la Asamblea Rabínica:
Los invitamos a compartir la Parashá de la semana.