Parashat Vaietzé | 25/11

Parashat Toldot | 18/11

Parashat Jaiei Sará | 11/11

Parashat Vaierá | 03/11

Parashat Lej Leja | 28/10

Parashat Noaj | 21/10

Parashat Noaj
¿Si Noaj realmente fue un hombre justo, no debería encabezar la lista de los patriarcas fundadores del pueblo de Israel?

Nuestra parashá comienza diciendo:”Estas son las generaciones de Noé: Noé, varón justo, era perfecto en sus generaciones; con Dios caminó Noé “.

De acuerdo al texto también Noaj fue un tzadik (justo) Y sin embargo no decimos en nuestras plegarias: “Dios de Noaj” y solo rezamos: “Dios de Abraham, Dios de Itzjak y Dios de Iaakov”
Nuestros sabios marcaron las diferencias entre Noaj y Abraham y probablemente allí descubrimos la respuesta.

Ellos indicaron que la frase “en sus generaciones” está de más y señalaron  que era suficiente con decir sobre Noaj “era un varón justo, perfecto”.

Rashi explicó que algunos pueden entender que si Noaj logró ser justo en una generación de malvados y en un entorno de corrupción, probablemente hubiese sido aun más justo en una sociedad justa de hombres justos. Otros sostienen que en la generación de Abraham no hubiese sido nada especial, no se hubiese destacado y  todo es relativo.

La clave para ver la diferencia entre ambos hombres surge de la comparación de otras dos frases bíblicas. De Noaj está escrito: “con Dios caminó Noé”. Es decir con la ayuda de Dios Noaj logró ser un tzadik. De Abraham dice la Torá: “anda delante de mí y sé perfecto” (Génesis 17, 1)

Abraham fue un paso más adelante y lo demostró claramente antes del episodio de Sdom. Cuando Dios le reveló que iba a destruir la ciudad de Sdom por la corrupción y la maldad de sus habitantes, Abraham […]

Bereshit | 14/10

BERESHIT

¿Qué clase de hombre fue creado?
Parashat Bereshit nos ofrece en diferentes  pasajes dos relatos de la creación del hombre. En la narración se presentan dos concepciones, dos padres del género humano, dos prototipos de representantes de la humanidad.

En su ensayo ¨La Soledad del Hombre de Fe¨, el Rab I. D. Soloveitchik los llama ¨Adam Alef¨  y ¨Adam Bet¨.

¿Cuáles son las características de cada uno según se infieren del texto?

Adam Alef fue creado ¨betzelem Elohim¨, es decir a imagen y semejanza de Dios.

En cambio Adam Bet fue creado con “nishmat Jaim“, es decir, le fue dado espíritu de vida

Adam Alef tiene  capacidad de convertirse en co-creador. De allí que la mente humana  investiga por medio de los aspectos más funcionales y prácticos de su intelecto cómo podría obtener el control sobre la naturaleza. Es el hombre que se  pregunta cómo funciona el  cosmos, una pregunta técnica  formulada a partir de un interés  práctico: transformar, innovar, progresar.

¿Cómo reproducir el complejo funcionamiento del cosmos mediante el pensamiento creativo?

Adam Alef recibió por bendición divina  el poder de dominar y de enseñorearse sobre la creación, la habilitación para conquistar y reinar.

Su postura frente al mundo que lo rodea es de majestuosidad, y es la representación viva del genio tecnológico, uno de cuyos mayores exponentes es el hombre conquistando la luna.

Se trata de un Adam exitoso en su afán de poder y control.

Es creado con Javá , la mujer, ya desde el inicio. Y ese otro ser, es el socio que le posibilita triunfar en su empresa, […]

Mensaje de Iom Kipur – Educación para el alma

Año nuevo – Educación para el alma

El rabino Abraham Joshua Heschel, uno de los principales pensadores y teólogos judíos, maestro y mentor del fundador del Seminario, el rabino Marshall T. Meyer, desarrolló en su obra una filosofía de la educación que es, a la vez, revolucionaria y desafiante. El postula que una educación judía seria debe poder integrar inteligentemente la polaridad existente entre el estudio tradicional de las fuentes sagradas y el abordaje académico multidisciplinario del judaísmo. Esta perspectiva nos distinguirá como judíos comprometidos y modernos al mismo tiempo.

También postula que el fin último del estudio no debe ser el mero conocimiento académico, sino la transformación de nuestras vidas. El estudio debe apuntar al cumplimiento de las mitzvot (preceptos) y al refinamiento del carácter. El fin supremo en el estudio de la Torá es, ineludiblemente, la santificación de la vida, en la realidad cotidiana. “Lo haikar ha-Tora ela ha-maase” (lo importante no es el estudio sino la acción), y nuestra responsabilidad es renovar y llevar a la práctica el milenario mensaje profético de paz, justicia social y solidaridad.

El lema que guía al Seminario debería ayudarnos también a reflexionar acerca de nuestras vidas personales y familiares: “Atem Edai”. El profeta dice en Isaías capítulo 43: “Atem Edai neum Adonai”, “Ustedes son mis testigos, dice el Señor”.

Los rabinos interpretan este versículo y lo releen: “Cuando ustedes sean mis testigos, Yo seré vuestro Dios”.

En términos proféticos, ser testigo es ser activo y no un espectador pasivo. Es tomar las enseñanzas de la Torá y transformarnos en instrumentos de […]

Parasha Haazinu | 23/9

Parashat Haazinu: Palabras, sonidos, aguas de vida.

Este año salimos inmediatamente de Rosh Hashaná, sin pausa, e ingresamos en Shabat Shuva y leeremos Parashat Haazinu, el cántico con el que se despide Moshe Rabenu del pueblo de Israel.

Este cántico describe y sintetiza la historia de nuestro pueblo y su relación con el Creador, desde los orígenes hasta ser redimido en los tiempos mesiánicos.

En este Shabat leemos la Haftará que da nombre al día y que comienza con las palabras del profeta Hoshea que convoca a reconstruir el vínculo con D’s.
Retorna Israel hasta Adonai tu D’s.; ya que has tropezado con tu iniquidad. Tomad con vosotros palabras, y retornad a Adonai; decidle a Él: perdona toda iniquidad y acepta lo que es bueno, y sustituiremos los sacrificios, con nuestros labios.
En medio de los Iamim Noraim, habiendo concluído Rosh Hashaná y preparándonos para Iom Hakipurim, escuchamos el clamor para retornar a D’s y que superemos los escollos que  nosotros mismos hemos creado y con los que hemos tropezado.

El Sefat Emet en su primer comentario a Shabat Shuva nos enseña que lo central de la teshuvá es adherirnos a la fuente de la vida y dejar de adorar la creación de nuestras manos, por ese motivo, es en Shabat cuando tenemos la mejor oportunidad para lograr este objetivo ya que dejamos de lado todo el esfuerzo de dominación y creación en el mundo material.

En el comienzo de Parashat Haazinu, Moshe utiliza la metáfora del agua para referirse a sus palabras.

La Torá misma es descrita como el agua en la literatura […]

Parasha Nitzavim – Vaielej 16|9

¨… Elije la vida, para que vivas tú y tu simiente.¨…Nitzavim, Deuteronomio (30:19).

Estamos atravesando un periodo muy especial en el calendario hebreo, transitando el mes de Elul. Este tiempo reflexivo previo al año nuevo, nos va introduciendo en el espíritu de las altas fiestas. En esta dirección las dos porciones (Nitzvavim-Vaielej) que se leen juntas esta semana nos proponen enfrentarnos con una elección entre dos polos opuestos. Podríamos preguntarnos ¿Podemos elegir o esta todo determinado?

Dice Moshe en su discurso: ¨Pongo delante de ti lo bueno y lo malo, la bendición y la maldición ¨. Al leer este versículo podríamos reflexionar acerca de un presunto libre arbitrio, donde el hombre tiene autonomía para tomar su decisión. El relato culmina con una gran recomendación, elegir la vida.
En otro sentido, la oración Unetane Tokef en el Majzor formula lo siguiente: ¨… Quien gozará del arte de vivir, quien de la serenidad y quien será presa de neurosis¨. Por el contrario esta expresión está orientada hacia un determinismo generado por el juicio. Esta contradicción será resuelta por Rabi Akiba cuando dice: “Todo está previsto pero el hombre tiene libre albedrio¨ (Abot 3:19).

Esto significa que con sus elecciones, decisiones y acciones la persona puede modificar su propio destino. Desde los orígenes creemos que el hombre puede cambiar y está en sus propias manos transformar su camino para mejorar su existencia y entorno. La tradición judía siempre elije la vida. Pedimos ser inscriptos […]